Browsing Tag

Hospital de La Ribera

BIC Awards 2015
Alberto de Rosa, Opinión, Ribera Salud

Premios BIC, diez años premiando a la excelencia del sistema sanitario

20 noviembre, 2015 • By

Una vez más, estamos de enhorabuena en Ribera Salud. Una vez más, el extraordinario trabajo que todos los días desempeñan nuestros profesionales ha conseguido el reconocimiento público de uno de los premios más importantes de la sanidad española los Premios Best in Class. Estos galardones, -organizados por la Cátedra de Innovación y Gestión Sanitaria de la Universidad Rey Juan Carlos, Gaceta Médica y la publicación del Grupo Wecare-u-, cuenta con un jurado de máximo nivel compuesto por cinco representantes de gobiernos regionales y trece presidentes de relevantes sociedades científicas, así como otros líderes del sector sanitario.READ MORE


BIC Awards 2015
English

BIC Awards, rewarding health service excellence for ten years

20 noviembre, 2015 • By

Once again we have reason to celebrate at Ribera Salud. Once again, the outstanding daily work carried out by our professional staff has been publicly recognised by one of the most important healthcare awards in Spain, the Best in Class Awards. These awards, -organised by the Rey Juan Carlos University Chair of Innovation and Health Management, Medical Gazette and the Wecare-u Group publication- are judged by an elite panel made up of five regional government representatives and thirteen presidents of relevant scientific societies as well as other leaders in the healthcare sector.READ MORE


Firma Convenio Fundación por la Justicia
Alberto de Rosa, Opinión, Ribera Salud

Todos tenemos que ayudar

22 mayo, 2015 • By

El ADN del Modelo Alzira no sólo está compuesto por herramientas relacionadas con la gestión como pueden ser el pago capitativo, la integración asistencial, los incentivos a profesionales o las Tecnologías de la Información y la Comunicación. Forman también parte de él, y de un modo muy importante, la Responsabilidad Social Corporativa (RSC), el apoyo a iniciativas sociales y la defensa de los principios públicos. Valores de los que más satisfecho me siento.

Si hago memoria recuerdo que, unas de las primeras acciones que pusimos en marcha cuando entró en funcionamiento el Hospital de La Ribera (Alzira), fue crear la Comisión 0,7% con la misión de contribuir con proyectos solidarios. De ahí nació, por ejemplo, el hermanamiento con el hospital de Bathallapali, en la India, perteneciente a la Fundación Vicente Ferrer. Destacar, además, que fuimos el primer hospital público de España con atención permanente en lenguaje de signos. Toda una novedad para la época y aún hoy en día. Actualmente, el centro cuenta con un intérprete que da servicio a una media de 5-6 pacientes al mes, a los que acompaña, desde que entran al hospital hasta que salen, en sus citas con el especialista o en sus visitas a Urgencias fundamentalmente y, en menor medida, en las intervenciones quirúrgicas sin ingreso, en las que el paciente requiere de su ayuda para poder comunicarse con su médico.

READ MORE


Alberto de Rosa, Hospital Alzira, Opinión, Ribera Salud

La importancia de la comunicación en las organizaciones

24 septiembre, 2014 • By
Libro Marketing Sanitario ESIC

Presentación del libro Marketing Sanitario en Valencia

La semana pasada asistí en la sede de ESIC Valencia a la presentación de “Marketing Sanitario, Evolución-Revolución”, libro coordinado por la Dra. Asunción Hernández, profesora del Departamento de Comercialización e Investigación de Mercados de la Universidad de Valencia, y el Dr. José María Martínez, presidente del Instituto para la Gestión de la Sanidad, y en el que ha colaborado la Directora de Comunicación de Ribera Salud, Angélica Alarcón.

Tuvieron el privilegio de estar acompañados por el profesor Santiago Grisolía, Presidente del Consejo Valenciano de Cultura y Secretario de la Fundación Valenciana de Estudios Avanzados, con el que tuve la oportunidad de hablar sobre los retos y oportunidades que tiene por delante el sector sanitario de cara a la evolución de la pirámide poblacional, las enfermedades crónicas y la importancia de las nuevas tecnologías en la comunicación con los pacientes del futuro.

Nuestra organización ha apostado fuertemente, desde sus inicios, por el Departamento de Marketing y Comunicación a pesar de que, los más críticos, siempre vean con suspicacia  en nuestro sector la existencia de un Plan de Comunicación. Sin embargo, nuestra experiencia de más de 16 años demuestra que el marketing puede analizar el estado actual de la población a la que servimos, anticiparse a sus necesidades y, en definitiva, potenciar la calidad del servicio colaborando en los planes de salud y ayudando a satisfacer las expectativas del ciudadano, que es el objetivo de todos.

Cuando inauguramos el Hospital de la Ribera muchos miraban con desconfianza la existencia de un Departamento de Comunicación. En esto también fuimos pioneros. Entendíamos la comunicación con un doble objetivo. En primer lugar, queríamos acercar a los ciudadanos el nuevo hospital, hacerlo más amigable, que vieran un centro comprometido con su salud, que quería solucionar sus problemas, que era un centro seguro, que tenía buenos profesionales, en definitiva, quería ser ‘uno más de la familia’ ya que los vecinos de esa comarca carecían de servicios asistenciales. Y, en segundo lugar, queríamos implicar a todos los profesionales, queríamos que se sintieran protagonistas del proceso de cambio, que sintieran el hospital como propio, que el éxito de uno fuera el éxito de todos, que la equivocación de uno fuera el error de todos. Para eso era necesario crear una cultura de excelencia y una marca, Ribera Salud y el Departamento de Marketing y Comunicación era imprescindible.

Cierto es que hoy muchos hospitales ya cuentan con Departamento de Comunicación, pero en la actualidad existen muy pocas publicaciones que profundicen en el marketing sanitario. Por eso, estoy convencido que este libro se convertirá en un excelente manual para los futuros ‘Dircom’ que encontrarán respuesta en él por la precisión de los contenidos, los casos prácticos, las numerosas referencias bibliográficas en las que se apoya, y sobre todo por la capacidad de todos los co-autores para explicar de un modo tan claro un concepto tan complicado como es la comunicación hospitalaria. Enhorabuena Angélica por tu trayectoria profesional, académica y por ser, una vez más, una pionera.


Alberto de Rosa, Hospital Alzira, Opinión, Ribera Salud

D. David

8 agosto, 2014 • By

Ha fallecido D. David Cuesta.

Sé que para mucha gente que lee este blog no le será familiar este nombre, pero para todos los que estuvimos presentes el día que el Hospital de Alzira abrió sus puertas, representa un gran símbolo. D. David era médico, cirujano y alzireño. Tenía 66 años cuando el hospital empezó a funcionar, el 1 de enero de 1999. D. David era funcionario, había sido director del antiguo, -y ya cerrado por aquellas fechas-, hospital de Santa Lucía en Alzira, y era una persona respetada, admirada y querida en su ciudad y toda la comarca de La Ribera.

Muchos pensaban, -entre los que yo también me incluyo-, que a este médico, de reconocido prestigio y enorme experiencia, le iba a costar adaptarse al trabajo en un hospital nuevo, con un modelo de gestión, nuevo también, y completamente informatizado por primera vez en España. Pensábamos que para una persona de su edad (66 años) y con una formación anticuada le iba a ser difícil adaptarse a la cirugía mayor ambulatoria, a la cirugía laparoscópica o a procedimientos de trabajo modernos. Pues bien, ¡qué gran lección nos dio D. David a todos sus compañeros, empezando por mí!

Todavía recuerdo cuando en los primeros meses de funcionamiento del hospital, mucha gente dudaba que pudiera funcionar la historia clínica electrónica. Fueron tiempos duros. Sin embargo, guardo en mi memoria la imagen de D. David haciendo prácticas en el Departamento de Sistemas, intentando mejorar sus habilidades con el ordenador y con la informática en general. Animaba a todos sus compañeros haciéndoles entender el paso tan importante que representaba para la salud de los pacientes tener su historia clínica a disposición del médico 24 horas al día, 365 días al año.

No quiso que le subieran a su consulta las antiguas historias clínicas en papel que permitimos usar durante un tiempo al principio, porque quería ser un médico más, como todos sus nuevos compañeros. No quería un trato especial. También recuerdo que no tenía experiencia en operar por laparoscopia, pero se quedaba fuera de su jornada de trabajo para aprender esta técnica quirúrgica. Aportaba seguridad en aquellos difíciles tiempos y siempre fue un referente para sus compañeros de trabajo.

También aportaba confianza a los ciudadanos. Un médico importante, con gran experiencia y querido por todos ¡estaba en el nuevo hospital! Sin duda, el trabajo de D. David sirvió para ganarnos la confianza de las personas de la comarca y nos ayudó a integrarnos en la comunidad. Fue un gran facilitador y un enlace entre el hospital y su gente.

Cuando cumplió 70 años, nos pidió continuar trabajando en el hospital, pero con una jornada flexible y reducida. Por supuesto le dijimos que sí, porque todos queríamos tener a D. David cerca de nosotros. Y así estuvo varios años hasta que, libremente, decidió retirarse y disfrutar de un más que merecido descanso.

Ahora que se ha ido quiero que no olvidemos su ejemplo. Quiero reivindicar su persona, su forma de enfrentarse a los problemas, su templanza en los momentos duros y su generosidad hacia los demás. Era el mejor ejemplo del MÉDICO con mayúsculas, con su profesionalidad, trato cercano, sensibilidad y entrega a los pacientes.

Siempre he dicho que el Modelo Alzira le debe mucho a muchas personas. Lo que es hoy y lo que representa este Modelo ha sido construido gracias al esfuerzo y al trabajo de muchas personas. Pero entre todas ellas, hay algunas que están un paso por delante de los demás. Y una de esas personas especiales es D. David Cuesta.

Aunque ya te lo dije muchas veces en privado, en este blog, y para todo el mundo, quiero decirte algo que sale directamente del sentimiento sincero del cariño y de la admiración: D. David, GRACIAS por todo. Hay mucha gente que nos acordaremos mucho de ti, por todo lo que hiciste y por todo lo que nos ayudaste y nos enseñaste.

Descansa en paz, amigo.