Browsing Tag

Gestión de hospitales

Alberto de Rosa, Modelo Alzira, Ribera Salud

Workshop sanitario

6 marzo, 2012 • By

Hace unos días participé en el 8º workshop en gestión sanitaria para directivos de la salud organizado por WGS y con la colaboración de Novartis. El nombre de la jornada “El reto directivo de gestionar un sistema sanitario en crisis”, ya daría por sí mismo para escribir y debatir durante horas. Si además añadimos que entre los participantes se encontraban gestores y directivos sanitarios tan ilustres como Cesar Pascual del Hospital de Valdecilla, Jose Luis Sancho del Hospital de Albacete, Melchor Hoyos del Hospital La Fe, Fracesc Moreu, Rai Belenes de Capio o Cristina Granados del Hospital de Guadalajara, no os extrañará que quiera comentar algunas de las reflexiones que se pusieron sobre la mesa y que considero de interés compartir en mi blog, a modo de titulares.

–          El dilema de los gestores sanitarios en este país es como hacer ese cambio drástico que está reclamando el sistema.

–          Con la situación actual, no se puede permitir que los profesionales tengan “resistencia al cambio” simplemente porque consideren las innovaciones como amenazas.

–          La asignatura pendiente del sistema público es una gestión de los RR.HH con visión empresarial, dotando de mayor autonomía a los profesionales

–          No podemos seguir mirándonos al ombligo. Hay que compararse con experiencias internacionales como los PPP de la antigua Alemania Oriental que son un referente, no hay que olvidar que Angela Merkel procede de allí.

–          El @modeloalzira es más eficiente, pero el sistema público también tiene que poner de su parte para adelgazar la estructura

–          En los PPP de Castilla La Mancha debe predominar hacer las cosas bien antes que deprisa.

–          La valentía política de Cospedal será agradecida por los ciudadanos como ocurrió en Valencia con el @modeloalzira

–          El sistema multihospital de servicios compartidos es el futuro del @modeloalzira

 


Alberto de Rosa, Hospital Alzira, Hospital de Denia

TERTULIA SANITARIA SOBRE MODELO ALZIRA

14 febrero, 2012 • By

Hace unas semanas, el grupo editorial Sanitaria2000 nos propuso hacer una mesa debate sobre el Modelo Alzira y acordamos realizar una “actualización” para analizar la flexibilidad del Modelo y su adaptación a distintas realidades.

Porque creo firmemente que el Modelo Alzira de colaboración público-privada es uno, pero la gestión del modelo en función de la realidad social, el emplazamiento geográfico, la situación demográfica y la gestión de los Recursos Humanos debe ser diferente. He ahí la riqueza del Modelo y he ahí la importancia de los Directivos y de la GESTION.

Os dejo con el video de este debate. Estoy seguro que os parecerá interesante y os permitirá conocer a sus protagonistas: los gerentes de las diferentes concesiones en la Comunidad Valenciana (Frank Leyn de Torrevieja, Ramón Navarro de Vinalopo, Angel Giménez de Denia y Vicente Gil Suay de Manises) y en la Comunidad de Madrid (Ignacio Martinez de Torrejón) con la visión integradora del grupo Ribera Salud a cargo de Elisa Tarazona.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

http://www.redaccionmedica.es/noticia/alzira-un-modelo-eficaz-que-evoluciona-2170


Alberto de Rosa, Modelo Alzira, Ribera Salud

Tierra de emprendedores

19 enero, 2012 • By

Publicado en El Levante EMV el 18/01/2012

Quiero empezar este artículo pidiendo disculpas de antemano por si alguien se siente ofendido por su contenido. No es mi intención. Lo que pretendo es hacer un llamamiento para que el sentimiento de orgullo que merecidamente tenemos como pueblo valenciano sea la palanca de arranque de un nuevo tiempo y de una nueva ilusión.

Estos días vengo observando en distintos medios de comunicación, ya sean escritos, audiovisuales o digitales, profundas críticas a la situación política, social y económica de la Comunitat Valenciana, creando, intencionadamente o no, una imagen de absoluto desastre en cualquier ámbito de la vida social de la Comunidad, y tanto en el área pública como privada. Es evidente que hay cosas que se han hecho mal. Es necesario reconocerlo para poder asumir los errores y aprender de ellos para poder rectificar y plantear nuevos objetivos y retos. Pero no debemos aceptar que estos errores sean el nexo común, el epicentro caótico de una sociedad emprendedora, trabajadora y generosa como es la sociedad valenciana.

Posiblemente se hayan cometido pecados, algunos por acción y muchos por omisión. Sea pues, y hagamos análisis autocrítico y que se actúe y se tomen decisiones, pero no permitamos que el buen nombre de nuestra tierra, que tanto ha costado de posicionar en el lugar que le corresponde, sea vituperado por personas y grupos que no están exentos, ni mucho menos, de pecados similares.

Quiero mirar la historia de nuestra Comunidad. Y no la del siglo XVI, cuando la hacienda del Reino de Valencia quebró, sino la del pasado siglo XX, cuando una de las principales fuentes de divisas de toda España eran nuestras naranjas. En una época de sufrimiento colectivo, la riqueza generada en nuestra tierra ayudaba a mitigarlo. O el nacimiento del turismo en Benidorm y de un modelo que sigue vigente hoy en día. El turismo, una de nuestras principales industrias españolas, que aun creció en 2011 y donde también fuimos pioneros en esta tierra. O unas infraestructuras —el Plan Sur— que tuvimos que financiar los valencianos con aquellos sellos de 0,25 pesetas porque siempre había otras prioridades en España para invertir.

Por todo eso, y hay que recordarlo, alguien quiso que llegáramos tarde a la red de autovías, a la A-3, a la red de infraestructuras ferroviarias, al AVE, y a todo lo que supone riqueza, progreso y futuro. La Comunitat Valenciana, una tierra que atrajo inversores internacionales como la de Ford, que dispone de infraestructuras y redes logísticas de primer nivel como el Puerto de Valencia, que ha generado grandes empresas como Mercadona, referente de la distribución a nivel mundial, que ha sido pionera en la organización de ferias internacionales como la del Mueble y tantas otras, que ha propiciado el desarrollo de empresas sanitarias líderes como el IVI, grupo Nisa, Baviera, Corporación Dermoestética, entre otras, o que ha impulsado un modelo de colaboración público-privado pionero en el mundo, desarrollado por el grupo Ribera Salud.
No nos resignemos, no bajemos la cabeza ante críticas que corresponden asumir a los autores de los errores, pero no a Valencia como pueblo. Este pueblo de emprendedores, de hijos y nietos de esforzados agricultores, comerciantes y trabajadores que no dudaron en coger sus maletas y buscar nuevos mercados fuera y de inculcarnos fe en nuestra tierra y amor a Valencia, no debe ni puede permitir que se cree ni una sola duda sobre nuestro buen hacer y generosidad, demostrada con el transcurso del tiempo.

Es hora de hacer autocrítica. Sí. Pero es hora de dar lo mejor de nosotros; de aunar nuestro conocimiento y experiencia; nuestra voluntad con total generosidad y entrega y sacar entre todos a esta Comunidad del barro en el que algunos quieren que estemos para siempre. Yo me apunto a nuestro futuro. ¿Y tú?


Alberto de Rosa, Modelo Alzira, Ribera Salud

Medidas de Mª Dolores de Cospedal en Castilla La Mancha

20 diciembre, 2011 • By


Es época de reformas. Es época de audacia.

En mi opinión, la propuesta de Castilla la Mancha de traspasar la gestión de hospitales públicos YA EXISTENTES a la iniciativa privada (REDACCIÓN MÉDICA)  es una excelente noticia y una propuesta que va a marcar un camino de futuro en la sanidad española.

Nuestro modelo sanitario tiene un problema de gestión, y estoy seguro que los hospitales de Tomelloso, Almansa, Manzanares y Villarrobledo van a tener asegurada su viabilidad y su desarrollo con un modelo mixto de colaboración público privada.

Me gustaría que esta iniciativa fuera un éxito, y para ello, el sector privado tiene que demostrar que está preparado para asumir estos retos de colaboración leal y con visión a largo plazo que demandan y seguro que van a demandar más en los próximos tiempos, las distintas Administraciones sanitarias.

Como decía en mi blog hace algunos meses, esta legislatura no va a ser la de la construcción de nuevas infraestructuras, sino la de profundizar en la gestión del sistema. Y creo que esta iniciativa va a ser la primera de muchas que se van a presentar. Al tiempo.

Measures in Castilla La Mancha

It’s time for reforms. It’s time for audacity.

The Local Government of Castilla La Mancha Region, has presented the proposal of transferring the existing public hospitals management, to the private sector. In my opinion, it’s good news, and this proposal will mark the future lines of spanish health care.

Our health care model has a management problem, and I’m sure the hospitals of Tomelloso, Almansa, Manzanares y Villarrobledo, have their viability guaranteed, as well as their development under the public-private collaboration model.

I’m confident this initiative will be a success, and to do so, private sector must show it’s ready to accept these challenges such as loyal collaboration and long term strategy, that the public Health Care Administration is requiring and will require.

As a mentioned in my blog some months ago, this term will not be remembered for building new infrastructures, but for going deeply into our health system management. I think this Initiative is going to be the first one of many other which will come next.

 


Alberto de Rosa, Hospital Alzira, Modelo Alzira

El Dr. Antonio Burgueño en el Hospital de Alzira

26 octubre, 2011 • By

El Hospital Universitario de La Ribera, pionero en multitud de cosas, también lo ha sido en la creación del “Foro Sanitario Alzira” como punto de encuentro, debate y opinión sobre nuestro sistema sanitario. Y desde el grupo Ribera Salud hemos apoyado esta iniciativa, porque como gestores sanitarios tenemos la obligación de poner sobre la mesa, y sobre todo en un momento como el actual, soluciones y propuestas para garantizar la sostenibilidad de nuestro sistema sanitario.

Por el “Foro Sanitario Alzira” han pasado ya ilustres personalidades como el director general del Instituto de Estudios económicos (IEE), Juan Iranzo; el director de  Prevención y Servicios Médicos del Grupo Antena3, Bartolomé Beltrán, o el presidente del Centro Internacional de Gestión Emprendedora IE Business School, Juan José Güemes.

El pasado martes 18 de octubre fue el turno del Dr. Antonio Burgueño, figura importante en la sanidad española (actualmente es el Director General de Hospitales de la Comunidad de Madrid). Pero ante todo, Antonio es uno de los impulsores del “Modelo Alzira”, ya que fue el responsable del proyecto del Hospital de la Ribera desde su gestación hasta la apertura del Hospital, por lo que además de invitarle a compartir con nosotros su visión de la sanidad, su visita a Alzira fue sin duda un merecido homenaje a una de las personas a las que el “Modelo Alzira” más le debe. Hoy en día el modelo ha crecido y se ha expandido gracias a Antonio Burgueño, y es lo que quise transmitirle en la presentación que hice de él, en nombre de todos los profesionales que formamos parte del modelo concesional. Pongo a continuación mi discurso de presentación, y el enlace a una de las noticias.

http://www.noticiasmedicas.es/medicina/noticias/11230/1/Antonio-Burgueno-destaca-la-contribucion-del-Modelo-Alzira-a-la-sostenibilidad-del-sistema-sanitario-en-Europa-y-America-Latina-en-el-contexto-de-crisis-economica-/Page1.html

Si presentar a Antonio Burgueño es siempre difícil, hacerlo en el Hospital de Alzira, en SU Hospital, es especialmente complicado.

Dice su curriculum que Antonio Burgueño es Director General de Hospitales de la Comunidad de Madrid, y es verdad, o que ha sido Director Médico de importantes Compañías, y es verdad, o como a él le gusta decir que ha sido médico militar o que es médico de pueblo, y todo es verdad. Pero para nosotros Antonio Burgueño ha sido, es, y será uno de los padres del Modelo Alzira.

Y creo que yo soy la persona más apropiada para decirlo en público, porque Antonio y yo pudimos compartir profundos sentimientos como la ilusión, la esperanza, la responsabilidad, la tensión, el sufrimiento, la incertidumbre, pero no he podido nunca compartir con él, el sentimiento del trabajo bien hecho, o la sensación del reconocimiento público. Y ya lo decía Napoleón: “La victoria tiene cien padres, y la derrota es huérfana”. Pues bien, uno de los padres de este Hospital, pero uno de los de verdad, es Antonio Burgueño.

De Antonio podríamos decir muchas cosas, que es un hombre inteligente, intelectual, estudioso, temperamental, que pone su alma en lo que ama, pero yo hoy quiero resaltar e incluso reivindicar dos cosas: Antonio es médico y es un pionero. Es importante ser médico porque nuestro Modelo debe reivindicar la visión asistencial y humana de nuestro trabajo, y es pionero porque nuestro Modelo se basa en la innovación, la modernidad, el cambio, y la base de todo ello es la valentía. Y Antonio es un ejemplo de estos valores que siempre nos intentó transmitir.

Para terminar quiero recordar dos anécdotas y hacer una petición.

La primera es de hace pocas semanas en la visita del Consejero de Sanidad de Madrid al Hospital de Torrejón. Estábamos Antonio Burgueño y yo juntos y se acercaron un grupo de médicos y enfermeras para hacerse una foto. Antonio Burgueño hizo el ademán de retirarse y yo le dije que se pusiera en la foto porque GRACIAS A ÉL se podía hacer esa foto. Por ello le pido al Gerente del Hospital de Alzira que igual que la biblioteca se dedicó al Doctor Joaquin Farnós, le busquemos un espacio del Hospital y se le dedique al Doctor Antonio Burgueño para hacer justicia y que todos nos podamos acordar de él como se merece.

La segunda es que en la famosa cena de la Nochevieja de 1998, cuando terminada la cena todos los Profesionales se dirigían a sus puestos de trabajo para abrir las puertas del Hospital y del Modelo, Antonio Burgueño dijo aquellas inolvidables palabras de “Alberto, hemos llegado”, hoy delante de todos y con un Modelo consolidado y en expansión, puedo contestarte “Antonio, gracias a ti, a tu entrega y a tu generosidad, sí, hemos llegado”.

Gracias por todo, Antonio.