Browsing Tag

Alberto de Rosa

Alberto de Rosa, Opinión

¿Condenados a esperar?

23 diciembre, 2019 • By

Acaba el año con los peores datos de listas de espera de la Historia reciente de España. El Ministerio de Sanidad ha publicado esta información por comunidades autónomas a 30 de septiembre y el balance es nefasto. El tiempo medio de espera a nivel nacional ha pasado de 93 a 115 días en solo un año. Es decir, los pacientes tienen que esperar casi un mes más para ser operados que en 2018.

Es verdad que ésta es una situación con lo que llevamos conviviendo muchos años en el sistema público. Demasiados. Es una auténtica lacra, responsable de que el sistema sanitario español no sea resolutivo y perjudique seriamente a los ciudadanos, que tendrían que ser el centro del sistema y sin embargo, se sienten víctimas del sistema.

Más de medio millón de españoles pasarán estas Navidades esperando una intervención quirúrgica que, de media, se demora casi cuatro meses. Hay quien espera un año.

Me preocupa que, si pasada una quinta parte del siglo XXI tenemos las peores listas de espera de la Historia, todo indique que estamos ante un hecho estructural, no coyuntural.

Pero como ya decía Einstein: “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”. Y eso es precisamente lo que hacen los responsables políticos. Es incomprensible escucharles hablar de soluciones tan poco efectivas como los autoconciertos -pagar para que los profesionales atiendan a pacientes de la lista de espera fuera de horas de trabajo-. ¿Por qué? Porque esta medida está desfasada, va en contra de un modelo de gestión eficiente, implica una política de personal trasnochada y se ha demostrado totalmente ineficaz. Cuando empecé a trabajar en el sector sanitario, en 1990, ya se decía que los autoconciertos no eran la solución, ya que es el propio sistema el que incentiva las horas extras, la falta de conciliación y el exceso de horas de trabajo, con la consiguiente reducción de la seguridad en el trabajo de los profesionales. Además, se crean auténticos cuellos de botella porque solo se aplica a los profesionales de especialidades quirúrgicas cuando otros como los médicos de familia o los pediatras tienen los mismos problemas de listas de espera.

Otra de las medidas que los políticos proponen una y otra vez, como si vivieran “El día de la marmota”, son los planes de choque. Hay gobiernos que se resisten a establecer conciertos estables y eficientes con el sector privado y aplican este tipo de medidas temporales, pensando que nos enfrentamos a un problema coyuntural, cuando no es así. Los planes d choque también se han revelado ineficaces en el largo plazo porque no reducen las listas.

¿Y cuál es la solución? No podemos hacer magia, pero todos tenemos que ser valientes: Los gobiernos para aplicar nuevas formulas de gestión en el sistema público, como el modelo de Ribera Salud o al menos herramientas que se han demostrado eficaces como una gestión moderna de los recursos humanos; y la iniciativa privada, para innovar y ofrecer la mejor atención sanitaria para los ciudadanos, con fórmulas de colaboración a largo plazo con la administración pública. Administraciones y empresas tenemos que poner siempre al paciente en el centro del sistema y motivar e incentivar a los profesionales con la consecución de objetivos- incluida la calidad asistencial, la demora, la adecuación en las estancias, las listas de espera etc-.

Las listas de espera son un problema estructural, y si queremos afrontar los nuevos retos de la Sanidad con determinación hay que ir al fondo de la cuestión, al principal activo del sistema que son los profesionales. Debemos darles el protagonismo que merecen y recompensas que no solo son económicas sino de reconocimiento profesional, flexibilidad y conciliación, formación e investigación, además de las retribuciones variables. Es necesario alinear los objetivos de los profesionales a los de  la organización, abrir servicios por la mañana y por la tarde y acabar con la rigidez de un sistema público que se resiste a actualizar su modus operandi. Además, es importante que trabajemos juntos en la apuesta por la tecnología como herramienta para facilitar el trabajo a los profesionales y mejorar la atención y la información a los pacientes.

Mientras sigamos haciendo lo mismo frente a los mismos problemas, el resultado no cambiará. La demostración más clara de que las cosas se pueden hacer de otra manera es el Informe de la Sindicatura de Cuentas de la Generalitat valenciana, donde este organismo asesor del Gobierno valenciano asegura que la lista de espera del hospital de Torrevieja es tres veces menor que la media de los hospitales valencianos.

En Ribera Salud somos valientes. No somos perfectos, pero siempre nos esforzamos por mejorar y ofrecer la mejor atención sanitaria. Y eso, al final, es poner de verdad al ciudadano en el centro del sistema y dar el protagonismo al principal activo del sistema, los profesionales, para que lideren el proceso de cambio.

Y dadas las fechas en las que estamos, aprovecho para desear una Feliz Navidad a todos los lectores de este blog y un buen comienzo del Año Nuevo.


English, Hospital Povisa

Welcome Povisa Ribera Salud focuses on local projects with global strategies

9 diciembre, 2019 • By

I haven’t written any entries for the blog since September because I wanted the first entry this year to be about the incorporation of Povisa to the Ribera Salud group. Finally, it is now a reality.

 

I have been personally following the project of this great Vigo hospital since 1990. It was probably one of the first hospital names that I heard when I joined the health sector almost 30 years ago. Historically, it has been a hospital with great professionals, cutting-edge with regards to the digitalisation of clinical records and with values and quality standards for patient care that for a long time supported it as a reference in Galician and Spanish healthcare.

 

It was also a pioneer when it attempted to create a public-private collaboration model with capitation financing, a project that was never undertaken but was known as Vigo 92. Therefore, the Povisa model has many similarities with the experience that Ribera Salud has developed in the Community of Valencia and the Community of Madrid in the last 20 years.

 

Thus, on both a personal and professional level, I believe that the integration of Povisa to the Ribera Salud group is a great opportunity to bring together premium experience, knowledge and teams of professionals, while facing the challenges of the Spanish health system with greater solidity and solvency. I want to clearly state that we have come to Vigo with the desire to join resources, and we are going to need the experience of the great human team that I have had the opportunity to get to know in recent months and that has worked very hard for this hospital. This is our main commitment.

 

Like I have always said on this blog, the future of Healthcare involves the configuration of large groups of healthcare professionals without losing the uniqueness and local basis of each of the projects: society, culture and habits are different in Vigo, Valencia, Alicante and Slovakia. Healthcare has a very important local component and to us, it is essential to maintain this local rooting.

 

At Ribera Salud, we focus on local projects with global strategies. The uniqueness of each project enriches our vision as a group and helps us to strongly face the challenges of Healthcare that we encounter as a society: The focus on technology, innovation and investigation, the creation of online assistance models, the application of predictive models and personalised and quality treatment are the future of Healthcare.

 

We cannot forget that we have the obligation to guarantee the sustainability of the health system, being efficient and effective, providing incentives for healthcare professionals, attracting and retaining talent and offering the best attention to citizens.

 

Ribera Salud is a company that is committed to society, that has been working for 22 years to improve the health and well-being of the citizens of the Community of Valencia, Madrid and Galicia, within Spain, but also with an international perspective, given our firm focus on Central Europe, among other regions. We have a responsible management model that contributes towards the stability of the healthcare system and guarantees quick and high quality care, supported by official organisations such as the Court of Auditors of the Community of Valencia.

 

I’m sure that we will all learn from each other. A new era is beginning at Ribera Salud. Welcome, Povisa.

 


Opinión

Futurs, el laboratorio de la innovación de Ribera Salud

1 agosto, 2019 • By

Dicen que la perfección no existe. Es posible. Pero nuestra obligación en Ribera Salud es buscar siempre la excelencia en la atención a los pacientes y ser ambiciosos. Todo un reto, soy consciente. Pero el momento actual nos brinda una herramienta que antaño no teníamos: la tecnología. Y eso es Futurs: la revolución de la tecnología sanitaria al servicio de los ciudadanos.READ MORE


English

Futurs, the innovation lab by Ribera Salud

1 agosto, 2019 • By

They say perfection doesn’t exist. Perhaps. But our obligation at Ribera Salud is to always seek excellence in our patient care and to be ambitious. It’s a real challenge, I know. But right now we avail of a tool that we didn’t have before: technology. That’s Futurs: the revolution of health technology at the service of our citizens.READ MORE


English

Are the Audit Office reports worth the paper they are printed on?

6 marzo, 2019 • By

 

Yesterday, the newspaper Valencia Plaza published an in-depth interview with Vicent Cucarella, the President of the Audit Office. An interview that caught my attention and that I read with great interest because of the resounding statement the journalist chose as the title: “We have no objection to submitting ourselves to more checks, but not as a political ‘vendetta’”. Throughout the interview, Cucarella honestly reflects on transparency and accountability. The fact is that the reports, studies and analyses produced by the institution he presides ‘are worth the paper they are printed on’, despite some sectors insisting that they are unfounded, or perhaps they do not respond to their prejudices?

READ MORE