Browsing Date

junio 2021

Alberto de Rosa, Opinión

Enfermería, el alma de los centros sanitarios

22 junio, 2021 • By

El pasado domingo tuve el honor de participar como padrino en el acto de graduación de la XVII Promoción de Enfermería de la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia. Fue una ceremonia muy emotiva y me llenó de orgullo dirigirme a los nuevos profesionales de Enfermería, entre los que se encuentra uno de mis hijos. Están muy bien preparados y, sobre todo, tienen muchas ganas de demostrar que la suya es una profesión vocacional y que quieren ocuparse de nuestra salud desde ya. 

Os dejo mi discurso a continuación.

Decana, Vicedecana, miembros del personal docente y comunidad educativa de la Universidad CEU Cardenal Herrera, y especialmente nuevos EGRESADOS y sus familiares que nos están siguiendo desde casa.

Es un honor dirigirme a ustedes en calidad de Padrino de la XVII Promoción de Graduados de Enfermería de la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia. 

Queridos graduados en Enfermería. 

Hoy es un día repleto de emociones y para compartir con vosotros la alegría del deber cumplido. Y también por lo que ya representáis como profesionales del colectivo de Enfermería al que os unís desde hoy. Por todo ello, quiero trasmitiros mi más sincera felicitación y reconocimiento.

Hoy habéis finalizado el camino de vuestra preparación inicial en esta gran profesión y habéis llegado a la meta.  Vivid vuestra profesión y vuestra vocación con valentía y con una entrega sin límites. Pero mi deber como PADRINO es adelantaros que, en la práctica, HOY NO ES EL FINAL DE NADA, SINO EL PRINCIPIO DE TODO. El comienzo de la ruta que habéis elegido para vuestra vida profesional, una ruta que, sin lugar a dudas, va a ser apasionante, pero que supone una gran RESPONSABILIDAD.

Permitidme que me dirija a vosotros como ciudadano de a pie, como gestor sanitario, y también como padre de un alumno de esta promoción.

Como ciudadano quiero empezar dándoos mi agradecimiento más profundo. Gracias, gracias y mil veces gracias. Esta trágica pandemia ha puesto en valor muchas cosas, la más importante, sin duda, el papel de todos los profesionales sanitarios haciendo frente con valentía y dedicación a la crisis más importante del último siglo. Acabáis de empezar, y ya formáis parte de la Historia, de lo mejor de nuestra Historia, la de aquellos valientes que estudiaron, terminaron sus estudios e hicieron frente a una terrible pandemia. SOIS MUY GRANDES.

Esta pandemia ha hecho tomar conciencia de lo importante que es vuestro papel en el sistema. Hemos podido ver durante este último año como las personas venían angustiadas y asustadas a nuestros centros sanitarios, y los que estabais, y los que seguís estando en esa primera línea de atención sanitaria SOIS VOSOTROS. 

Podría contaros muchas historias ocurridas en nuestros centros sanitarios durante estos meses trágicos, historias hermosas, duras, HUMANAS, ejemplos de vocación y entrega, de implicación personal y profesional… pero lo que os digo es que siempre ha habido una enfermera en todas y cada una de estas historias. Que orgulloso me siento. 

Porque además de curar, en esta enfermedad traidora a la que ha habido que enfrentarse en soledad, los profesionales de Enfermería han acompañado a los pacientes en todo momento, les han dado la mano cuando lo han necesitado y han secado muchas lágrimas pero también han transmitido el ánimo y la esperanza que todos los pacientes, y las familias, necesitan en momentos complicados. 

¡SOIS EL ALMA de los centros sanitarios!

Amigos. La salud es el bien más preciado que tenemos, y vosotros, como graduados en Enfermería, sois una pieza clave en la promoción de la salud, en la prevención de la enfermedad y en la recuperación de los pacientes, es decir, en conseguir el bienestar de nuestra sociedad. Y todo ello desde el respeto, la generosidad, la humanidad, la dedicación, la cultura del esfuerzo y la permanente formación a la que os comprometéis con vuestra elección de vida: vuestra carrera profesional. 

La palabra RESPONSABILIDAD en las profesiones vocacionales y orientadas al cuidado de las personas, implica COMPROMISO, RESPETO Y MADUREZ.

Recordad esto que os voy a decir ahora. 

Vais a ser los responsables de nuestra salud en los momentos más difíciles y delicados de nuestra vida. 

Vamos a poner en vuestras manos nuestras vidas. 

Os confiaremos nuestros miedos, anhelos, ilusiones y proyectos. 

Os pido que tratéis a los pacientes, que NOS tratéis, siempre con ilusión y entrega. Y con cariño. Con mucho cariño. Los pacientes, las personas que tienen un problema de salud, se sienten frágiles en algunos momentos. O preocupadas. O solas. Y el personal de Enfermería es clave para ellos. 

¡¡Poned siempre al paciente por encima de todo!!

Como gestor sanitario he aprendido durante mis muchos años ya en la sanidad, la importancia del papel de la Enfermería dentro del sistema sanitario. No solamente las personas ponen su salud en vuestras manos, sino que las organizaciones NECESITAN de vosotros para estar conectados con las necesidades de los pacientes. Sois el principal activo de una organización sanitaria, y para alcanzar el objetivo de una atención de excelencia, siempre se requerirá de una enfermería activa, bien formada y comprometida. Por ello, la formación permanente es esencial y debe ser algo que os acompañe siempre durante vuestra carrera profesional.  

Sois una de las profesiones esenciales en Sanidad, con un rol que ha ido ganando peso en las últimas décadas. Y vosotros vais a ser protagonistas en la evolución y crecimiento del papel de la Enfermería, por la importancia de la salud y el bienestar en la sociedad del siglo XXI y por vuestra visión 360 del paciente, sus emociones y su entorno. 

La Covid-19 ha sido la tragedia más importante a la que nos hemos enfrentado en el último siglo, pero me gustaría esto no nos hiciera olvidar los grandes retos a los que os vais a enfrentar. Son retos que ya estaban sobre la mesa, son macro-tendencias del propio sistema agravadas por esta pandemia.

Y me refiero al envejecimiento de la población, la cronicidad de las enfermedades, la constante aparición de nueva tecnología …. Estos son desafíos que van a seguir ejerciendo una presión importante sobre el sistema, a los que hay que añadir ya las consecuencias de la covid-19, con un aumento de las listas de espera, un diagnóstico tardío de enfermedades etc. 

La convergencia de Bolonia con el grado, máster y doctorado, el desarrollo de las especialidades y la Enfermería de práctica avanzada, unido al empuje de las nuevas promociones como la vuestra, tienen que ser elementos determinantes para alcanzar el grado de reconocimiento y valor de la Enfermería que merece en el sector sanitario y en la sociedad en general.

Estoy seguro de ello y de vuestro papel en el futuro de la Sanidad. 

¡Sois los mejores de la Historia!

Recordad siempre que habéis recibido la mejor formación, y poned en valor el compromiso, el coraje y las ganas de trabajar. 

Para finalizar, como padre, me gustaría hablaros en nombre de todos vuestros familiares que, desgraciadamente, no pueden estar presentes en este acto y que nos están siguiendo por televisión o por ordenador desde casa. 

Os pido que trabajéis con pasión, que deis lo mejor de vosotros. 

Estamos muy orgullosos de veros hoy aquí, recogiendo el fruto de vuestro esfuerzo. Es un día muy bonito para vosotros, pero sabed que también lo es para nosotros, vuestras familias. Hemos sufrido con vuestros problemas, hemos sido felices con vuestros logros, y veros hoy aquí llena nuestro corazón de felicidad.

Queremos que no perdáis nunca la ilusión que tenéis hoy. Vuestra labor, responsabilidad, compromiso y humanidad son muy importantes para los pacientes a los que vais a tratar. Y también para sus familias.  

RECORDAD QUE SOIS PERSONAS QUE CUIDAN DE PERSONAS. Ese es mi lema. Regalad una sonrisa, un gesto amable, comprensión, cariño y respeto a quienes os rodearán. Os aseguro que son los aliños perfectos que harán brillar aún más la formación que habéis recibido en esta magnífica Universidad que es la Cardenal Herrera-Ceu. 

¡Cuidadnos! ¡A todos! Ese debe ser el reto principal de vuestra vida profesional.

Y acabo, amigos. De verdad. Para mí ser el PADRINO de esta promoción es un “regalo” que llevaré con orgullo allá donde vaya el resto de mi vida. 

Y os prometo que trabajaré porque esta promoción tenga todas las oportunidades posibles y la visibilidad que os merecéis. ¡Contad conmigo!

Os mando un abrazo a todos y cada uno de vosotros con todo mi aprecio, reconocimiento y respeto.

¡¡Ya sois enfermeras y enfermeros!! Enhorabuena y ¡¡a trabajar, que os necesitamos!!


English

The example of Farnós

7 junio, 2021 • By

Joaquín Farnós, a person to whom the healthcare and politics of the Valencian Community and Spain owe a lot, has passed away. He was always a pioneer and, in my opinion, someone very ahead of his time. This is because he didn’t hesitate to defend projects, initiatives and management models in order to guarantee quality in public healthcare and the sustainability of the system with a long-term view.  Farnós represented a liberal, reformist and forward-thinking figure, who set a precedent and whose proposals have been inherited and kept by the parties that have had responsibilities within the Valencian Government since his time as Minister.

Farnós liked to innovate in the 70s, which were difficult years. He was a pioneer in the implementation of thermalism for rehabilitation and rheumatic diseases in the Valencian Community. And not only in a medical capacity but also on a political level. With a liberal, reformist and centrist spirit, as a peacekeeper and integrator, he contributed to the consolidation of democracy in Spain, from the foundation of the Union of the Democratic Center in Castellón to participating in the drafting of the Constitution in 1978.

Joaquín Farnós loved his home,  Castellón, but from there he was always committed to territorial balance. And during his time as the Valencian Government’s Health Minister he launched some incredibly pioneering initiatives. I would like to highlight three of them:

The first one is the emergency plan, which we now know as agreements to combat waiting lists. Although they already existed previously, with the Socialist party governments, the big achievement was to systematize them so that anyone on a waiting list for more than 90 days in the Valencian Community could choose between being operated on in their hospital or in a private clinic. This initiative was the first to break the dichotomy between public and private, with the health system as a whole serving the citizens. That measure, which at that time was highly criticized by those who like to repeat the “privatization of healthcare” mantra in almost any forum, was so successful that it has not only been maintained for 25 years, but has also spread to the rest of Spain and is implemented by governments regardless of the political party.

The second revolutionary initiative that  Joaquín Farnós launched was the creation of addendum C, which brought an end to the exclusivity of doctors in the public system. Before this addendum, doctors that earned their place in the public system could not work in the private sector.  Farnós, with his humanistic, open and inclusive vision, saw immediately that it was not necessary to impose how to work onto medical professionals, but rather that it was more appropriate to enable professionals and give them the freedom to choose whether they wanted to dedicate themselves exclusively to public healthcare or if they preferred to complement that with a period of time in private healthcare.

And last but not least, Doctor Farnós is and always will be the father of the well-known Alzira model, set in motion at Hospital de la Ribera. As a doctor and as a person who knew both the public and private system very well, he firmly believed that it was necessary to maintain values, quality and universality in the public system, but that it was also necessary to allow the private sector to take part in the management of those public resources, maintaining values but innovating prevention policies and providing flexibility in human resources or purchases, amongst other things. The important thing in the long term is to pool resources, opening and improving a system that is too bureaucratized and restricted. In order to achieve that, incorporating the private initiative, of civil society at the end of the day, is key.

Due to that Farnos was able to make the region’s dream a reality in just a year and a half and put an end to the promise that had been unfulfilled since 1982, after the extreme flooding in Tous, by constructing a hospital in Alzira to provide a service to the whole region of La Ribera. He will always be remembered for that.

I had the incredible fortune of knowing and working with Doctor Farnós for a while. One of the memories that I have clearly ingrained in my mind is that he was the first person that I heard say that he was the Minister of public and private. Joaquín Farnós always sought to unite, promote consensus, demonstrate the centrist and conciliatory spirit of the UCD and, with that, managed to unite right and left. He exuded the spirit of the April report, with a vision of the future of the public system above and beyond any ideology, because he was committed to the sustainability of the system, with his view always based on universality, excellence and innovation.

Doctor Farnós always clearly saw that there there are two types of people in life. There are those who propose, construct, create and work positively, always thinking about better services and a greater well-being for citizens; and those that live to destroy the present and even make an effort to change the narrative of the past, because, obviously, facts cannot be changed.

Today I want to advocate for the “ Farnós spirit” in this blog, to make him an example of an unbiased, modest and peacekeeping visionary. Thank you for everything, Joaquín.


Alberto de Rosa, Opinión

El ejemplo de Farnós

2 junio, 2021 • By

Ha fallecido el doctor Joaquín Farnós, una persona a la que la Sanidad y la política de la Comunidad Valenciana y de España le deben mucho. Siempre fue un pionero y, en mi opinión, una persona muy avanzada a su tiempo. Porque no dudó en defender proyectos, iniciativas y modelos de gestión para garantizar la calidad de la Sanidad pública y la sostenibilidad del sistema con una visión de largo recorrido. Farnós representa la figura liberal, reformista y progresista, que ha creado escuela y cuyas propuestas han heredado y mantenido todos los partidos que han tenido responsabilidades en el Gobierno valenciano después de su etapa como consejero. 

A Farnós le gustaba innovar ya en los difíciles años 70. Fue pionero en la implantación del termalismo para la rehabilitación y patologías reumatológicas en la Comunidad Valenciana. Y no solo en su faceta médica sino también política. Con un espíritu liberal, reformista y centrista, conciliador e integrador, contribuyó a consolidar la Democracia en España desde la fundación de la Unión de Centro Democrático en Castellón hasta la participación en la redacción de la Constitución de 1978.

Joaquín Farnós amaba a su tierra, Castellón, pero desde ahí apostó siempre por los equilibrios territoriales. Y en su etapa como consejero de Sanidad del Gobierno valenciano puso en marcha iniciativas absolutamente pioneras. Me gustaría destacar tres: 

La primera es el plan de choque, lo que ahora conocemos como conciertos para combatir las listas de espera. Aunque ya existían en la etapa anterior, con los gobiernos del Partido Socialista, su gran logro fue sistematizar que cualquier persona con más de 90 días en lista de espera en la Comunidad Valenciana podía elegir entre ser operado en su hospital u operarse en una clínica privada. Con esta iniciativa, fue el primero en romper la dicotomía entre lo público y lo privado, poniendo el sistema sanitario en su conjunto al servicio de los ciudadanos. Esa medida, que en su momento fue muy criticada por quienes gustan en repetir el mantra de “la privatización de la Sanidad” casi en cualquier foro, tuvo tal éxito que no solo se ha mantenido 25 años, sino que se ha extendido en España y la emplean gobiernos de cualquier signo político.

La segunda iniciativa revolucionaria que impulsó Joaquín Farnós fue la creación del complemento C, con el que se acabó con la exclusividad de los médicos en el sistema público. Antes de este complemento, los médicos que ganaban su plaza en el sistema público no podían trabajar en el sector privado. Farnós, con esa visión humanista, abierta e integradora vio enseguida que a los profesionales médicos no había que imponerles cómo trabajar, sino que es más adecuado facilitar y dar libertad a los profesionales para que elijan si quieren dedicarse en exclusiva a la Sanidad pública o si prefieren complementar con el ejercicio en la privada.

Y  por último pero no menos importante. El doctor Farnós es y siempre será el padre del conocido como modelo Alzira, con la puesta en marcha del Hospital de La Ribera. Como médico y como persona que conocía muy bien tanto el sistema público como el privado, creía firmemente en que del sistema público hay que mantener los valores, la calidad y la universalidad, pero que es necesario permitir que el sector privado participe en la gestión de esos recursos públicos, manteniendo los valores pero innovando en políticas de prevención y aportando flexibilidad en los recursos humanos o las compras, entre otros aspectos. Porque lo importante a largo plazo es sumar recursos, abrir y mejorar un sistema demasiado burocratizado y encorsetado. Y para eso, la incorporación de la iniciativa privada, de la sociedad civil al fin y al cabo, es clave. 

Por eso Farnós pudo hacer realidad en solo un año y medio el sueño de toda una comarca y poner fin a la promesa incumplida desde 1982, tras la pantanada de Tous, construyendo un hospital en Alzira con el que dar servicio a toda la comarca de La Ribera. Siempre será recordado por ello.

Tuve la inmensa suerte de conocer y trabajar con el doctor Farnós un tiempo. Y uno de los recuerdos que tengo claramente grabados en mi memoria es que él fue la primera persona a la que le oí decir que era conseller de lo público y lo privado. Joaquín Farnós siempre buscaba sumar, promovía el consenso, hacía gala del espíritu centrista y conciliador de la UCD y conseguía, con ello, sumar a derecha e izquierda. Rebosaba el espíritu del informe Abril, con una visión de futuro del sistema público que está por encima de cualquier ideología, porque apuesta por la sostenibilidad del sistema, apoyándose siempre en las patas de la universalidad, la excelencia y la innovación.

El doctor Farnós siempre vio claro que en la vida hay dos tipos de personas. Las que proponen, construyen, crean y trabajan en positivo, siempre pensando en mejores servicios y un mayor bienestar para los ciudadanos; y las que viven para destruir el presente e incluso se empeñan en cambiar el relato del pasado, porque obviamente los hechos no se pueden modificar. 

Hoy quiero reivindicar desde este blog el “espíritu Farnós”, para ponerle como ejemplo de visionario, ecuánime, moderado y conciliador. Gracias por todo, Joaquín.