Browsing Tag

España

Alberto de Rosa, Opinión, Ribera Salud

¿Un futuro mejor?

2 marzo, 2015 • By

La estabilidad laboral, la garantía de un sueldo digno y los horarios de oficina ocupan los primeros puestos en la lista de aspiraciones de millones de jóvenes españoles. Las estadísticas así lo indican. Según el Informe Young Business Talents, los jóvenes españoles son los europeos que más se plantean ser funcionarios como mejor opción de futuro con un 32%, un porcentaje muy por encima del país que le sigue en la clasificación, Italia, con un 17%.

De este informe, me llaman la atención varios datos. Por ejemplo, que el sector servicios, -tanto público como privado-, sea el más atractivo para los jóvenes con un 86,7%, frente al sector industrial (10,7%) y el sector agrícola y ganadero (2,7%). También me sorprende que el 89% esté dispuesto a cambiar de lugar de residencia. La verdad, me parecen unos números muy interesantes y, aunque llenos de matices, parecen dejarnos algunos titulares de cómo piensan los que, en unos años, entrarán en el mercado laboral y, en algunos años más, serán los líderes de la España del futuro.

Parece que el concepto de seguridad, vinculándolo a trabajar como funcionario, es una idea muy arraigada en la sociedad que los jóvenes asumen a edades cada vez más tempranas. Sorprende que la idea de que ‘el papá-estado cubra mis necesidades y solucione mis problemas’ doble en preferencia a otros países como Italia, Portugal o Grecia. El segundo hecho que me llama la atención es el poco interés que muestran hacia el sector industrial. En esta época en la que se habla de ‘reindustrialización’ en Europa, parece que es una idea y un concepto que no les atrae. Me gustaría pensar que en el informe, cuando se habla del sector servicios, la gente se refiera a la I+D, a la innovación y calidad,  es decir, sectores que generan alto valor añadido, y no a otros sectores (que es desgraciadamente la impresión que da) que no generan tanta riqueza. Por último, parece que el concepto de movilidad laboral está bien arraigado entre los jóvenes. Creo que este cambio de mentalidad es una buena noticia, pues hemos de adaptarnos a un mundo que no entiende de fronteras. Me alegro.

Siempre he defendido que hay que invertir y apostar por una educación de calidad. Sin lugar a dudas, es la mejor apuesta que un país puede hacer por su futuro, aunque el retorno de esa inversión sea a largo plazo. La educación debe trasmitir conocimiento y facilitar la integración de los jóvenes en el mercado laboral. En este sentido, abogo por una mayor cercanía entre el mundo académico y el empresarial para formar bien a nuestros jóvenes e integrarlos paulatinamente en el mercado de trabajo.

Creo que se debe impulsar más el intercambio de estudiantes con otros países porque es necesario, en un mundo globalizado, dominar otros idiomas, aprender otras culturas y vivir experiencias que permitan relativizar y cuestionar nuestro entorno más típico. Sólo así avanzaremos como sociedad y estaremos en la vanguardia del conocimiento, del desarrollo y del progreso.

Es necesario que estemos atentos a lo que piensan y preocupa a los más jóvenes. Ellos son los que recogerán nuestra antorcha. Debemos facilitarles el tránsito en esa época tan complicada de la vida en la que tienen que tomar muchas e importantes decisiones. Es nuestra responsabilidad apostar e invertir en la calidad de su educación.

 


Alberto de Rosa, Opinión, Ribera Salud

La opinión de los profesionales sobre la sanidad

12 diciembre, 2014 • By

La consultora Deloitte y Pharma Talents han presentado recientemente un estudio sobre ‘la situación actual del sistema sanitario en España y sus perspectivas de futuro’. Creo que merece la pena detenerse en los datos que ofrece esta encuesta en la que han participado más de 3.000 profesionales del sector. Para cualquier gestor no hay información más valiosa que la que ofrecen los profesionales que conocen en profundidad las vicisitudes del ámbito sanitario.

Las conclusiones que recoge este informe son muy amplias, pero quiero destacar algunas que me han llamado la atención. Por ejemplo, el 80% cree que se extenderán los modelos de colaboración público privado. Además, el 78% considera que el sistema sanitario necesita mejores herramientas para medir y evaluar la calidad. Otra de las cifras a subrayar es que el 69% opina que el sistema evolucionará hacia un perfil más empresarial y, el mismo porcentaje, tiene dudas sobre la sostenibilidad del sistema sanitario.

Siempre afirmo que si a los profesionales de la sanidad nos permitieran hacer una revisión del Informe Abril nos encontraríamos con un amplio consenso para elaborar un nuevo diagnóstico con renovadas medidas a adoptar. Quizá, por eso, no se haga. Y no es por falta de interés por parte de los profesionales.

Sin embargo, siempre anima leer estas encuestas porque, aunque parezca que somos pocos los que defendemos la necesidad de hacer reformas, en verdad son muchas las voces que están demandando al sistema que no se quede quieto porque si queremos preservar a largo plazo el actual Sistema Nacional de Salud debemos ser valiente y tomar decisiones.

Desde este blog, quiero dar la enhorabuena a los promotores de este estudio y mostrar mi admiración a los profesionales que han contestado pensando en una mejor sanidad para todos. No desistamos.


Alberto de Rosa, Opinión, Ribera Salud

Semáforo amarillo

20 noviembre, 2014 • By

He leído una noticia que me ha preocupado mucho y que quiero comentar en el blog. Bajo el titular “España se queda fuera de la élite en eficiencia sanitaria”, la información llama la atención sobre el empeoramiento de la posición de nuestro país en cuanto al nivel y evolución de los datos de gestión.

Es verdad que se puede discutir sobre si estos rankings recogen bien todos los datos que se evalúan, o si estos valores son fundamentales para medir o habría que medir otros. Como siempre, todo es susceptible de discusión. Pero a mí me llama la atención dos hechos. En primer lugar, en lo que al menos estaremos todos de acuerdo, es que si se recogen los mismos datos todos los años podemos analizar la evolución histórica y prever una tendencia. En segundo lugar, me sorprende el poco eco que esta información ha tenido en los medios de comunicación y, sobre todo, en la sociedad, que debería estar más sensibilizada al leer estos datos.

Siempre digo que de los cuatro pilares de la sociedad de bienestar (educación, sanidad, pensiones y desempleo), dos de ellos al menos, -sanidad y pensiones- , tienen una fuerte presión en los costes motivado por la evolución demográfica de las últimas décadas y otros factores. Introducir reformas, mejorar en la eficiencia, introducir hábitos saludables, incrementar la calidad de vida en nuestros mayores son algunas de las muchas tareas que no admiten demoras ni excusas. Esto no depende de crisis ni de presupuestos, depende de la voluntad de hacer frente a retos del siglo XXI con nuevas herramientas y nuevos enfoques.

Posponer la toma de decisiones sólo nos llevará a que cuando tengamos que hacerlo sea más urgente y complicado llevarlas a cabo. Sinceramente pensaba que ésta era una de las lecciones aprendidas en esta crisis. Pero no. Mientras tanto esperemos a ver el ranking de 2015. ¿Empeoraremos?